Rok Espresso Maker

Cómo sacarle todo el potencial

Queremos compartir nuestra experiencia con el ROK Espresso Maker a lo largo de estos años, para aquellos que quieran se aventuren a preparar cafés con una máquina de espresso "unplugged".  Efectivamente, ROK no es una máquina automática de apretar un botoncito, por eso hay algunas cosas que debemos de tener en cuenta para asegurarnos de que obtenemos el mejor espresso posible. Vamos a ello.

Odoo CMS - a big picture

1.- Cómo elegir el café para la máquina de café espresso ROK
Para que el ROK pueda lucirse, se debe de utilizar café recién tostado, es decir, con una fecha de tostado de no más de 7-20 días anterior a la compra. El uso de café barato, de calidad dudosa, viejo, rancio o pre-molido lo va a poner en desventaja.  Granos de mala calidad, producirán café espresso plano, amargo y con poca o ninguna crema. No hay que ser un lince para darse cuenta de ello.

2.- Precalentar el ROK (recomendable)

Este es un paso opcional, pero nosotros recomendamos precalentar el ROK agregando agua caliente a la cámara superior y dejándola reposar mientras organiza el resto del tinglado. Es conveniente insertar el portafiltro (sin café) mientras realiza el  precalentando, para  presionar y desechar el agua. De esta forma, se reduce la pérdida de calor mientras estoy haciendo el café. La estabilidad térmica es importante siempre en cualquier tipo de extracción.

Odoo CMS - a big picture

3.- ¿Cuánto café debo usar?

El ROK como mejor funciona es con una dosis de entre 15 y 18 gramos de café molido fresco. Juega con estas proporciones para sacar el máximo rendimiento a tu espresso. Utiliza una báscula para pesar el café. En caso de no tenerla, la cesta del portafiltro tiene alrededor de 18 gramos de granos de café sin moler.

4.- ¿Cómo ajusto la molienda?
Con el ajuste correcto, las palancas requerirán sólamente una cantidad moderada de fuerza, y su espresso debe fluir hacia fuera en una corriente con cierto espesor (casi viscosa).

Si no molemos correctamente, las palancas del ROK se empujarán con demasiada facilidad hacia abajo y el café saldrá acuoso y suave. Si molemos demasiado fino, las palancas serán muy difíciles de empujar hacia abajo y el espresso sólo puede gotear, o directamente no salir. No fuerce las palancas si sospecha que ha molido demasiado fino. Tratar de forzar las palancas hacia abajo puede dañar el ROK o hacer que el agua caliente salga de la cámara con el consiguiente riesgo.

Lo más recomendable es empezar con molienda más gruesa e ir ajustando el molino hacia una molienda más fina en sucesivas pruebas, hasta que se encuentre el punto justo.

Utilizar siempre café fresco y moler únicamente los granos necesarios para cada extracción y hacerlo justo antes de empezar.

5.- ¿Cuánto debo prensar el café?
Firmemente, pero no demasiado fuerte. Usar el tamper con demasiada fuerza crea "zonas muertas" donde el agua no puede pasar a través de la pastilla de café. Tampear demasiado suave provoca que  el agua pase muy rápido a través del café, provocando una sub-extracción.

Para hacerse una idea se puede relizar el tamping sobre una "báscula de baño", aplicando unos 12-13 kg de fuerza aproximadamente. La práctica en este caso es la mejor aliada.

6.- ¿Cuánto agua debo usar?
Hay que llenar aproximadamente 1-2 cm de la parte superior, no inunde la cámara entera (unos 100 ml de agua) . Idealmente su espresso estará alrededor de 30 ml. Utilice agua filtrada, la del grifo de determinadas zonas puede arruinar el resultado en taza.

7.-Cómo presionar las palancas

Si tiene la  molienda y la dosis correcta, sólo debe presionar las palancas una vez. Presione firmemente, pero sin exagerar. Disminuya la presión una vez que las primeras gotas de espresso comienzan a golpear en la taza. Luego, cuando el espresso esté en el volumen deseado (30 ml) suelte las palancas. Oirá un silbido mientras se libera la presión restante.

Coloque una taza nueva bajo el ROK y presione el agua restante. Esto facilitará la limpieza al quitar el portafiltro.

 

8.- ¡Limpie y seque su ROK!

La limpieza es fácil. Cuando haya terminado de preparar el café, enjuague el ROK con agua limpia para eliminar los granos de café y los aceites.

¡Seque completamente el ROK antes de guardarlo! De esta forma lo mantendremos siempre brillante. Si se deja mojado, el aluminio se oxidará y perderá su lustre. Retire la pantalla de filtro blanco flexible de abajo para que el interior se pueda secar.

9.- ¡Sobre todo, diviértase!
El ROK no es una solución de pulsador.  Lleva su tiempo hacerse con él. Así que, manos a la obra, paciencia y a divertirse experimentando. ¡La recompensa es deliciosa! Let's ROK!!!

¡Dejanos un comentario! Pero primero tendras que iniciar sesión

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies.